Acerca de Dubái

Todo en Dubái es excepcional

Las expresiones "de primera, de la más alta calidad, la mejor, la más cara, espléndida y extravagante" bien pudieron haber sido creadas para esta ciudad. ¿Dónde más podría encontrar un hotel de siete estrellas, visitar 200 islas artificiales cuyas formas emulan los países del mundo o subir al edificio más alto del mundo?

Entre toda esta modernidad, tanto si acaba de darse un baño en el mar, salir de una reunión de negocios, pasearse por las boutiques de alta costura, jugar un partido de golf o comer en un magnífico restaurante teppanyaki, los antiquísimos zocos seguirán atrayendo a quienes les guste regatear. Y sólo unos cuantos kilómetros hacia el interior del majestuoso desierto, todavía se pueden encontar camellos en libertad.

En Dubái se respira un ambiente vibrante y cosmopolita, por ejemplo, en los barcos abra tradicionales mientras transportan un conglomerado de turistas junto a hindúes con saris y a ciudadanos locales con impecables dishdashas.

Fuera de Dubái la vida es más tradicional y se mueve a un ritmo ligeramente más lento.  Tanto si decide explorar la belleza estéril de las montañas o disfrutar de las playas de la costa oriental de los EAU, se encontrará con personas amables y dispuestas a conversar, aún sin conocer su idioma.

Regístrese para recibir ofertas especiales por correo electrónico