Política de cookiesAl continuar conectado a nuestra página, usted acepta el uso de cookies. Por favor, haga clic en el enlace de las normas para conocer más acerca de las cookies.
OK
[ Español ]English
Saltar a contenido principal

Vuelos a Copenhague : Guía

Vuelos a Copenhague

Con Emirates, disfrute de vuelos relajados a Copenhague

Vuelos a Copenhague, Dinamarca

Acerca de Copenhague

"Algo está podrido en el estado de Dinamarca", se aventuró a decir Marcelo en "Hamlet" de Shakespeare. Quizá este fuera el caso en el siglo XVI, pero la Dinarmaca de hoy en día está floreciendo positivamente.

La capital del país es, desde 1343, Copenhague, situada en la isla danesa Zelanda extendiéndose hacia la diminuta isla colindante de Amager y otros islotes tanto artificiales como naturales que se hallan entre ambas. Debido a su ubicación en la costa, el pueblo de pescadores originario recibió el nombre de Copenhague, que significa "puerto de comerciantes".

En sus orígenes una pequeña ciudad, Copenhague se convirtió en un centro regional, sede del gobierno y hogar de la familia real de Dinamarca. La capital danesa, a la que en numerosas ocasiones se la denomina la "Ciudad de las agujas", es conocida por sus dominantes llanuras, tan solo alteradas por las numerosas torres de iglesias, castillos y palacios.

Hasta hace bien poco, en la década de los 90, Copenhague parecía negarse a deshacerse de su estatus de capital escandinava. A comienzos del milenio, la ciudad comenzó a invertir en infraestructura y cultura. En los últimos años, se ha transformado en una urbe verdaderamente cosmopolita. Hoy en día, Copenhague es la cuna de grandes arquitectos, diseñadores y cocineros daneses, y la ciudad se compara frecuente y positivamente con otras atractivas urbes, como Barcelona y Ámsterdam. Como resultado, sus residentes aseguran que Copenhague ha sido elegida en repetidas ocasiones la "Ciudad más feliz del mundo."

Vuelos a Copenhague, Dinamarca

Lugares de interés

Si echa en falta algún lugar de interés en Copenhague, no tiene más que visitar una pequeña estatua situada sobre una roca en el puerto de Langelinie. La estatua de la Sirenita, icono de la ciudad, se inspiró en el cuento de mismo nombre del autor danés Hans Christian Andersern de 1837. Se ha convertido en una gran atracción turística desde que se descubrió al público en 1913. No se deje sorprender: es realmente muy pequeña.

Copenhague, famosa por su diseño, tiene muchos museos. La Danish National Gallery en el centro de la ciudad o la Indre By albergan obras maestras de Rembrandt, Picasso y Mattisse. En el norte de Zelanda, encontrará el Museo Louisiana de Arte Moderno. Además de ofrecer una vista panorámica de Øresund, el museo cuenta con una importante colección de arte moderno y alberga exposiciones temporales muy populares.

Dinamarca goza del estatus especial de reino más antiguo del mundo. La actual familia real reside en el Palacio Real de Amalienborg. Su patio octogonal está abierto al público y está custodiado por la solemne Guardia Real. El Palacio Rosenborg es un pequeño pero precioso palacio renacentista ubicado en el centro de la ciudad que alberga el museo de Historia Real y en cuyas catacumbas, se guardan y exhiben las joyas de la corona.

Como ciudad costera, Copenhague también dispone de bastantes playas. La calidad del agua del puerto interior es tal que se puede nadar en cualquiera de sus dos instalaciones de baño o Harbour Baths. Las playas más cercanas se encuentran en Charlottenlund Fort y Amager’s Strandpark.

Oferta gastronómica y vida nocturna

El brunch (almuerzo-comida) es toda una institución en Copenhague. Debido a la animada vida nocturna de la ciudad, es fácil entender por qué los habitantes de la capital danesa no llegan a tiempo al almuerzo y no pueden esperar a la comida. La ciudad tiene más de 2.000 cafés y restaurantes, muchos de los cuales se encuentran en Vesterbro, los Jardines Tivoli, la plaza del ayuntamiento, la estación central de tren y Nyhavn.

Los puestos callejeros de comida también son muy populares. No puede perderse las salchichas de "pølsevogn", una institución cultural. Otras especialidades danesas son los smørrebrød (sándwiches abiertos), frikadeller (albóndigas) y, por supuesto, una Carlsberg helada.

El entretenimiento en Copenhague está presente día y noche, y la mayoría de las discotecas no cierran hasta altas horas de la madrugada. Los bares y las discotecas de Nørrebro hacen del distrito un lugar especialmente moderno, pero no se aleje demasiado de Nørrebrogade. Vesterbro también cuenta con una animada vida nocturna y es un lugar muy popular entre los turistas por acoger la cervecería Carlsberg.

Más allá de Copenhague

A niños (y adultos) de todas las edades les entusiasmará visitar Legoland, en Billund. Legoland, la mayor atracción turística fuera de Copenhague, se halla a 250 kilómetros de la capital. El parque temático y la montaña rusa dan la bienvenida a casi dos millones de visitantes al año.

Si tiene espacio en su pasaporte para otro sello, considere una excursión rápida a Suecia. Se trata de un trayecto sencillo desde Dinamarca, ya que el puente de 8 kilómetros de Øresund lleva directamente a Malmö, en Suecia. Se tarda sólo 30 minutos en coche o tren en llegar a Escandinavia desde el continente europeo, y significa una gran oportunidad de conocer mejor la región.

 Salida
 Volver