Qué país e idioma en emirates.com le gustaría visitar Argentina (Spanish)oUnited States (English) Consulte todos los países e idiomas.
[ Español ]English
Saltar a contenido principal

Durante su vuelo

Durante su vuelo
Cambios de presiónComida y bebida
Ejercicios a bordoCinetosis (mareo por movimiento)
Asistencia a bordoCalidad del aire en cabina
Información para viajeros con trombosis venosa profunda (TVP)

Cambios de presión

Durante el despegue y mientras el avión asciende hasta alcanzar la altura de vuelo, se produce una reducción en la presión del aire en cabina que hace que los gases se expandan. Los gases atrapados pueden expandirse hasta un 25% comparado con el nivel del mar. Cuando el avión desciende, el volumen del gas disminuye. El aire atrapado en zonas del cuerpo como los senos, los oídos y el intestino puede causar molestias.

Para disminuir los efectos de este cambio de presión en su cuerpo, evite las bebidas gaseosas y los alimentos que provocan gases, como las judías y la col, y evite dormir durante la última hora del viaje para poder bostezar, tragar o "destaparse los oídos" e igualar así la presión durante el descenso del avión.

El riesgo de problemas con los oídos y los senos aumenta de forma significativa si está congestionado o "atascado" debido a un resfriado. Considere la opción de retrasar su vuelo si está enfermo o consulte con su médico o farmacéutico para saber qué medicamentos anticongestivos podrían ayudarle.

Comida y bebida

La digestión se ralentiza mientras el cuerpo está inactivo, por lo que comer alimentos ligeros aumentará su bienestar durante el vuelo. También es conveniente evitar la ingesta en exceso de alcohol o bebidas con cafeína como café y té, ya que pueden actuar como diuréticos y aumentar la necesidad de acudir al baño. En su lugar, tome frecuentemente zumos y agua, ya que ayudan a mantener la correcta hidratación del cuerpo.

Ejercicios a bordo

Para mantenerse revitalizado durante y después de un vuelo largo, trate de realizar estos ejercicios (los cuales también figuran en la revista a bordo) cada pocas horas:

  • Círculos con los pies: realice movimientos circulares con los tobillos en ambos sentidos; 20 veces con cada pie.
  • Elevar las nalgas: levante una nalga del asiento, apretando los músculos de ese lado. Mantenga la posición hasta que haya contado hasta cinco. Repítalo cinco veces en cada lado.
  • Apretar las rodillas: apriete ambas rodillas y muslos y tense los músculos del glúteo. Mantenga la posición hasta que haya contado hasta cinco. Repítalo cinco veces.
  • Presionar la espalda: presione la parte inferior de la espalda contra el asiento, dejando que los hombros se adelanten. Alterne el movimiento presionando con los hombros en el asiento. Repítalo cinco veces.
  • Círculos con los hombros: con los brazos a los lados, haga círculos hacia adelante con los hombros 10 veces y luego hacia atrás otras 10 veces.
  • Círculos con la cabeza: haga círculos lentamente con la cabeza en una y otra dirección. Repítalo 10 veces.
  • Presión con los pies: levante los talones y presione los dedos contra el suelo, luego levante los dedos y haga presión con el talón. Repítalo 10 veces con cada pie.

Cinetosis (mareo por movimiento)

La cinetosis, o mareo por movimiento, ocurre cuando el sentido del equilibrio del cuerpo no coincide con lo que se ve, y puede empeorar con las turbulencias aéreas. Si usted es propenso a padecer mareos, le recomendamos que:

  • Solicite un asiento con ventanilla a la altura de las alas
  • Evite tomar alcohol antes y durante el vuelo
  • Asegúrese de beber suficiente agua antes y después del vuelo para evitar la deshidratación
  • Ingiera pequeñas cantidades de comida no picante
  • Lleve ropa cómoda y fresca
  • Mantenga la mirada fija en el suelo, el mar o el horizonte, si el cielo está despejado
  • Concéntrese en una actividad y mantenga su cerebro activo (pero evite la lectura si con ella los síntomas empeoran)
  • Localice la bolsa para mareos al tomar asiento y téngala a mano
  • Utilice un medicamento apropiado tras consultar previamente con su médico. También existen muchos preparados que se pueden tomar sin receta médica.

Calidad del aire en cabina

Nuestros modernos aviones son silenciosos y cómodos, con excelentes niveles de ventilación. Se ha comprobado que nuestro índice de cambio de aire en cabina es mejor que el de edificios de oficinas y trenes y comparable al de los quirófanos en hospitales.

Además, no se puede fumar en ningún vuelo de Emirates, por lo que el nivel de contaminantes en el aire es mucho menor que en la mayoría de edificios y calles de la ciudad. Continuamente se añade aire fresco al aire reciclado que pasa a través de filtros extrafinos (HEPA) que eliminan el 99,997% del polvo, virus, hongos y bacterias.

Sin embargo, el aire en cabina tiene bajos niveles de humedad, y puede causar ligera sequedad en la piel, nariz, garganta y ojos. Para minimizar los efectos de esta sequedad, debería:

  • Evitar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína
  • Quitarse las lentes de contacto y utilizar gafas durante el viaje
  • Usar una crema hidratante para hidratar la piel.

Asistencia médica durante el vuelo

La tripulación de cabina de Emirates está preparada para prestar los primeros auxilios en caso de emergencias médicas a bordo.

Nuestros aviones disponen de completos botiquines médicos y desfibriladores que, en caso de necesidad, pueden ser utilizados por la tripulación de cabina.

Algunos vuelos disponen de avanzados equipos de telemetría para que el personal médico de tierra pueda valorar a los pacientes incluso durante el vuelo. Tenga en cuenta que los pasajeros deberán asumir el coste de cualquier atención médica que puedan requerir por parte del equipo médico de tierra. Por eso es muy recomendable contratar un seguro de viaje completo.

Trombosis venosa profunda (TVP)

La trombosis venosa profunda (TVP) ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en la parte inferior de la pierna. No es peligrosa excepto cuando el coágulo se desprende y se dirige hacia los pulmones. La falta de movilidad es el mayor factor de riesgo de sufrir TVP y puede ocurrir tras un viaje en coche, autobús, tren o avión, o incluso tras haber estado sentado en un cine.

De hecho, un informe internacional realizado por la Orgnización Mundial de la Salud (informe WRIGHT) ha revelado que el riesgo de los viajeros sanos a padecer TVP durante un vuelo no es mayor al que existe por inmovilidad durante el mismo período de tiempo en otros medios de transporte. Siga estos consejos generales para sentirse cómodo a bordo y reducir el riesgo de padecer TVP:

  • Utilice ropa cómoda y holgada.
  • Coloque el equipaje de mano en los compartimentos superiores en lugar de debajo del asiento de delante. De este modo, podrá estirarse y ejercitar regularmente los pies y tobillos.
  • Ya que la falta de movilidad es un factor de riesgo importante en la formación de TVP, es aconsejable que realice en el asiento los ejercicios que se recomiendan y, siempre que sea seguro, camine por la cabina cada dos o tres horas.
  • Manténgase bien hidratado tomando a menudo zumos o agua y evite el consumo de alcohol y bebidas con cafeína.

Algunas personas son más propensas que otras a desarrollar una TVP. Los riesgos conocidos asociados a la TVP son los siguientes:

  • Ser mayor de 40 años
  • Cirugía o lesión importante reciente que afecte especialmente a las extremidades inferiores o el abdomen
  • Inmovilización reciente de un día o más de duración
  • Antecedentes personales o familiares de TVP
  • Trastornos de coagulación de la sangre
  • Ciertas enfermedades del corazón
  • Historia previa o actual de enfermedad maligna
  • Tratamientos hormonales, incluidos los anticonceptivos orales y el reemplazo de hormonas
  • Embarazo
  • Tabaco
  • Obesidad
  • Varices

Si usted presenta uno o más de los factores de riesgo mencionados, debería visitar a su médico antes de viajar y pedirle consejo sobre las siguientes precauciones médicas:

  • Use medias antiembólicas o calcetines para viajes largos.
  • Tome medicación anticoagulante u otras medidas profilácticas antes de volar.