Qué país e idioma en emirates.com le gustaría visitar Argentina (Spanish)oUnited States (English) Consulte todos los países e idiomas.
[ Español ]English
Saltar a contenido principal

Tras su llegada

Tras su llegada

Viajar al extranjero puede representar ciertos riesgos para su salud. Puede prevenirlos tomando algunas precauciones y siguiendo unos pasos muy sencillos.

Comida y bebida saludablesMordeduras de animales y picaduras de insectos
Jet lagBuceo

Comida y bebida saludables

Incluso la comida que parece estar fresca y tener un sabor delicioso puede contener gérmenes. Siga estos consejos para mantener un buen estado de salud mientras esté de viaje:

  • Lávese las manos con agua y jabón antes de comer.
  • Asegúrese de que la vajilla y la cubertería estén limpias.
  • Procure siempre comer alimentos bien cocinados y calientes y evite los crudos.
  • Resulta más seguro ingerir la comida inmediatamente después de que ésta haya sido cocinada. Existen más probabilidades de que la comida que se deja reposar tras ser cocinada y la que se compra en puestos callejeros esté contaminada.
  • Ingiera bebidas embotelladas o envasadas en lugar de, por ejemplo, zumos frescos que pueden diluirse con agua del grifo.
  • No use hielo en las bebidas puesto que, por lo general, este se hace con agua del grifo que puede estar contaminada en algunos destinos.
  • Las ensaladas y la fruta también pueden contener gérmenes si se lavan con agua del grifo. Lo mejor es comer alimentos que estén bien cocinados o pelados.

Mordeduras de animales y picaduras de insectos

Las mordeduras de animales y picaduras de insectos pueden resultar muy dolorosas, provocar reacciones alérgicas e incluso infectarse. Algunas mordeduras o picaduras pueden transmitir enfermedades tales como la malaria o la rabia. Evite mordeduras y picaduras durante su viaje siguiendo unas sencillas normas:

  • Elija alojamientos que dispongan de mosquiteras en las ventanas.
  • Utilice repelente para insectos sobre las zonas de la piel que lleve al descubierto.
  • Fumigue la habitación con algún tipo de insecticida antes de acostarse.
  • Evite las actividades al aire libre entre el anochecer y el amanecer.
  • En zonas donde pueda haber escorpiones, serpientes, arañas, etc., revise sus zapatos antes de ponérselos.
  • No se acerque ni juegue con animales.

Jet lag

Si viaja a destinos con husos horarios muy distintos, el tiempo transcurrido entre el horario anterior y el nuevo puede alterar nuestro ritmo circadiano y dar como resultado lo que se denomina jet lag. Sin embargo, el cuerpo es capaz de reajustarse a razón de un día por huso horario recorrido. La mayoría de la gente tiene menos problemas al viajar hacia el oeste (se alarga el día) que hacia el este (se acorta el día). El jet lag puede empeorar por la falta de sueño antes del viaje.

Los síntomas más comunes del jet lag son el cansancio, el dolor de cabeza, el insomnio y los trastornos de apetito. No existe ninguna cura para el jet lag, pero se pueden reducir sus efectos si evita tomar bebidas con cafeína al menos cuatro horas antes de acostarse, evitando así la interrupción del sueño.

Para reajustar su reloj interno cuando viaje a destinos con husos horarios distintos, trate de descansar el primer día después de su llegada y haga lo que hacen los ciudadanos locales:

  • Si ha viajado hacia el este, después de su llegada, dé un paseo bajo el sol durante la mañana; la luz solar puede ayudar a reajustar más rápidamente su reloj interno.
  • Coma de acuerdo a los horarios locales y evite tomar cafeína después de las 16.00 horas.
  • Trate de dormir adaptándose al nuevo horario y, si está muy cansado, duerma durante períodos diurnos cortos.
  • Haga comidas regulares ligeras. Asimismo, algunos alimentos mejoran el sueño, como los carbohidratos y la leche, mientras que los que contienen un índice alto de proteínas le ayudan a mantenerse más despierto.
  • Lo mejor es evitar tomar alcohol ya que, aunque pueda provocar sueño, también suele alterar las pautas de sueño normales al reducir el sueño MOR (movimiento ocular rápido).

Buceo

La altitud equivalente del avión es generalmente de 6.000 a 8.000 pies, lo cual aumenta el riesgo de enfermedad por descomprensión comparado con el nivel del mar.

  • Amplíe los márgenes de seguridad de las tablas de buceo.
  • No bucee si no se encuentra bien.
  • Deje que transcurran al menos 12 horas entre su última inmersión y el vuelo de regreso. Si ha realizado más de una inmersión diaria, necesitará aún más tiempo antes de tomar el vuelo para evitar padecer la enfermedad por descompresión.